Colegio Santa Rosa en Huesca, España

Colegio Santa Rosa en Huesca, España

domingo, 22 de junio de 2014

RESPONSABILIDAD DE LOS MEDIOS COMO PROMOTORES DE LA VIOLENCIA


En su gran mayoría, los medios de comunicación no se conforman con representar la guerra, sino que la glorifican; escogen su bando y participan en el esfuerzo bélico”. Tzvetan Todorov (filósofo búlgaro)
Los medios de comunicación tienen una responsabilidad social en la construcción de una ciudadanía justa, abierta a las ideas, tolerante y no violenta, sin que por ello traicione su derecho a informar y la libertad de expresión.

No obstante, cada vez es más frecuente
la exposición de noticias y programas cargados de violencia, que exhiben una y otra vez a lo largo del día, mientras los analizan obsesivamente, como si de un hermoso espectáculo se tratara.

Es triste ver cómo se presentan videos de peleas entre jóvenes, accidentes, asesinatos en vivo, asaltos o cuerpos desmembrados con un leve filtro para no ofender la sensibilidad del espectador.

Estas noticias llenas de morbo y violencia se repiten todo el día, toda la semana y todo el mes, interrumpidas por escenas de algunas telenovelas donde los gritos, las traiciones, escenas de sexo, amenazas de muerte o asesinatos explícitos son una constante.

Alfred Hitchocock tiene una frase genial al respecto: “Ver un asesinato por televisión puede ayudar a descargar los propios sentimientos de odio, pero si no tienen sentimientos de odio, podrán adquirirlos en el intervalo publicitario”. 
Ante estos hechos tan desagradables, los periodistas suelen adoptar poses de repudio absoluto a la violencia y organizan mesas de debate donde se critica con dureza el bullying y la violencia familiar, recalcando la urgencia de medidas contra el acoso escolar o el aumento de las condenas en casos de agresión contra la mujer.

Las declaraciones de los líderes sociales no se hacen esperar. Unos consideran que los pleitos y el acoso escolar se deben a la falta de valores; otros que la familia es violenta y por eso los hijos también lo son; otro más opinan que los maestros no están cumpliendo con su papel y los hay que insisten en penas más largas para asesinos y delincuentes.
Es curioso que nadie ponga sobre la mesa el grave daño que están causando los medios de comunicación al fomentar la violencia con sus noticieros sin filtro, sus programas, series o telenovelas que muestran conductas que se suelen condenar en dichos debates.
Sabemos que las conductas agresivas se originan en la familia y que lógicamente continuarán en la escuela, Sabemos también que la jerarquía de valores en nuestra sociedad está invertida y que ahora se rinde culto a los valores materiales (dinero, riqueza, poder) y en cambio los valores morales (lealtad, laboriosidad, respeto y muchos otros más) han pasado a un segundo término, además de ser asociados a conductas mochas y decimonónicas.
No obstante, en esta terrible escalada de violencia que tanto daña a niños y jóvenes, todos somos responsables, en especial los medios, ya que son los educadores informales por excelencia, por tanto tienen la obligación moral de realizar una autocrítica profunda y modificar el rumbo que están llevando.
Los medios no pueden deslindarse de lo que están provocando. Pocos son los que escapan a esa tónica amarillista y violenta y pocos son los periodistas serios que forman la opinión y el criterio de los ciudadanos.
Esta sociedad agresiva y descompuesta está necesitando unos medios que coadyuven con la educación en la familia y en la escuela, que seleccionen con cuidado sus contenidos y dejen de hacer apología directa o indirecta de todo lo que tenga que ver con la violencia, con la excusa de que están informando..
Deben dejar de glorificar la guerra, la muerte y el terror al reproducirlo constantemente y tienen que empezar a  enaltecer, con mayor frecuencia, y profundidad, aquello que nos lleva a creer en la bondad, el diálogo y la paz, aquello que ayude a construir una sociedad más solidaria y justa. Petra Llamas García. 
Publicado en La Jornada el 20 de junio del 2014. petrallamasgarcia@hotmail.com. Twitter: @petrallamas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios